▷Pericoronaritis: ¿qué es y cuándo tratarla? » Rocio Mompo
logo Utiliza tu sonrisa para cambiar el mundo. No dejes que el mundo cambie tu sonrisa.
HORARIO
Lunes 9:30 - 13:30 / 15:00 - 19:00
Martes 9:30 - 13:30 / 16:00 - 20:00
Miercoles 11:00 - 19:00 (Ininterrumpido)
Jueves 9:30 - 13:30 / 16:00 - 20:00
Viernes 9:30 - 13:30 / 15:00 - 19:00
Sabado CERRADO
Domingo CERRADO

Abierto de Lunes a Viernes. Consultar horario

+34 960 01 70 33

Reverendo Jose María Pinazo 3 bajo, Valencia

pericoronaritis

¿Qué es la pericoronaritis y cuándo debemos tratarla?

La pericoronitis se produce porque las muelas del juicio no tienen suficiente espacio para atravesar las encías. Como resultado, sólo pueden deslizarse parcialmente en las encías, lo que puede llevar a la inflamación e infección de los tejidos blandos alrededor de la muela del juicio.

Si las muelas del juicio sólo salen parcialmente, se pueden formar escamas en las encías. Estas escamas son lugares donde los alimentos pueden quedar atrapados y las bacterias pueden multiplicarse, lo que puede conducir a infecciones.

¿Qué es la pericoronaritis?

La pericoronaritis o pericoronitis es uno de los típicos problemas derivados de las muelas del juicio. Se trata de una inflamación del tejido de la encía cerca de la corona del diente

La pericoronitis suele afectar al tercio inferior de la muela del juicio, donde el tejido de la encía se superpone a la superficie de masticación del diente. Esta puede ser crónica o aguda

La pericoronaritis crónica es una inflamación leve y crónica de la zona, mientras que la pericoronaritis aguda se caracteriza por el deterioro de los síntomas en forma de fiebre, hinchazón y malestar, lo que sugiere que la infección se ha extendido.

La pericoronaritis difiere de la enfermedad periodontal en la cual se desarrolla directamente alrededor de un diente parcialmente erupcionado, donde el diente no se desarrolla completamente a partir de la encía superpuesta.

¿Cuáles son los síntomas de la pericoronaritis?

Los signos de la pericoronaritis difieren dependiendo de si es aguda o crónica.

Los síntomas de la pericoronitis aguda incluyen los siguientes:

  • Dolor extremo cerca de la parte posterior de los dientes.
  • Tejido de las encías hinchado.
  • Dolor al tragar.
  • La entrega de pus.
  • Trismo (bloqueo de la mandíbula).

La pericoronitis crónica puede incluir los siguientes síntomas:

  • Mala respiración.
  • El mal sabor de tu boca.
  • Dolor leve o sordo que dura uno o dos días.

¿Cuál es la causa de la pericoronaritis?

La principal causa de la pericoronaritis es la agregación bacteriana. Típicamente, el diente sólo está parcialmente expuesto (el efecto del tejido blando) y está cubierto con tejido extra de la encía. 

Las bacterias y los alimentos que sobran se atascan en el espacio entre el diente y el tejido de la encía que está encima de él. Este colgajo gingival alternado se conoce como “opérculo”. Inicialmente, el opérculo está inflamado. La infección pericoronal puede ser el resultado del desarrollo de un absceso debajo del opérculo. Si se deja desatendida, la infección puede extenderse a otras secciones del tejido blando.

¿Cómo se trata la pericoroaritis?

Al elegir el tratamiento de la pericoronitis, en nuestra clínica sopesaremos una serie de factores. Las tres opciones de tratamiento son las siguientes:

  • Tratamiento o alivio del dolor en los molares.
  • La eliminación del colgajo que rodea el diente.
  • Extracción de los dientes.

Tratamiento para el dolor molar

Si se espera que el diente explote por sí solo, trataremos de ayudarte a controlar los síntomas sin quitar el colgajo o el diente. El ibuprofeno o el paracetamol pueden ser beneficiosos en esta situación. También se debe desinfectar el tejido de la encía que rodea los dientes para evitar la acumulación de restos de placa y comida. Durante este proceso, se puede utilizar un anestésico local para aliviar el dolor.

Cirugía

Si hay que extraer el diente o el colgajo, recurriremos a nuestro cirujano oral y maxilofacial para que realice el proceso. 

En ciertas situaciones, el colgajo se expandirá de nuevo, haciendo posible un segundo procedimiento. La extracción del diente típicamente arreglaría el problema. 

Cuidados en el hogar

Aunque es necesario acudir al dentista o el cirujano bucal en un plan de cuidado particular, también hay que mantener unos cuidados en para seguir con el tratamientos en casa. Esto debe hacerse de acuerdo con la terapia clínica, no como reemplazo de la misma. Los remedios caseros incluirán:

  • Analgésicos de venta libre.
  • Enjuague con agua salada templada.
  • Buena limpieza dental, incluyendo el uso de hilo dental.

En caso de tener fiebre, acude urgentemente a tu clínica médica más cercana, de lo contrario podría empeorar la infección.

Prevención de la pericoronaritis

Algunas de las medidas que las personas deben tomar para tratar de minimizar la incidencia de la pericoronaritis incluyen:

  • Buena higiene oral. Un cepillado extra del diente infectado para eliminar las partículas de comida y las bacterias ayudará.
  • Visitas diarias al dentista. Los controles regulares ayudarán a detectar cualquier síntoma o complicación asociada con la pericoronitis y a mejorar la probabilidad de una rápida recuperación.
  • Acción preventiva. Se aconseja visitar al dentista si te preocupa que la pericoronitis pueda progresar.

Y tú, ¿sientes síntomas de pericoronaritis? ¡No dudes en visitar tu clínica dental de confianza! Pierde el miedo al dentista, ya que cuanto antes te vea, antes podrás evitar llegar a un extremo en el que el dolor agudo será inevitable.

Síguenos...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.