Infección de muela: causas, tratamientos y complicaciones » Rocio Mompo

Abierto de Lunes a Viernes. Consultar horario

+34 960 01 70 33

Reverendo Jose María Pinazo 3 bajo, Valencia

infección de muela

¿Cuáles son las causas y tratamiento de la infección de muela?

Las infecciones dentales se producen en el diente o en sus tejidos de soporte y pueden propagarse al tejido circundante. Si los tejidos faciales están comprometidos, la infección parece resultar en pulpa necrótica, bolsas periodontales o pericoronitis (enlazar al post sobre ello)

Las enfermedades dentales antiguamente eran un problema bastante frecuente y grave. Afortunadamente, debido a una mejor higiene oral, odontología avanzada y antibióticos, las enfermedades dentales son más fáciles de tratar hoy en día.

Causas de la infección de muela

La infección de la muela se produce cuando las bacterias entran en la pulpa dental, la parte más interna del diente que incluye los vasos sanguíneos, los nervios y el tejido conectivo.

Las bacterias entran en el agujero o hueco del diente y se propagan a la raíz. Las infecciones bacterianas pueden causar hinchazón e inflamación en la punta de la raíz.

Sin embargo, las muelas suelen infectarse por diversas causas:

  • Infección en las encías
  • Caries no tratadas
  • Flemones dentales
  • Llagas
  • Restos de alimentos que se quedan almacenados entre los dientes y las encías y llegan a pudrirse

Síntomas de la infección de muela

  • Un dolor de muelas extremo, constante y punzante que puede extenderse a la boca, la garganta o el oído.
  • Sensibilidad a las altas y bajas temperaturas.
  • Sensibilidad a la masticación o dolor al masticar.
  • Fiebre.
  • Hinchazón de la cara o de la mandíbula.
  • Ganglios linfáticos sensibles e hinchados detrás de la mandíbula o en el cuello.
  • Dificultad para respirar o tragar.

Es importante resaltar que esta infección hay que tratarla lo más pronto posible. No solo por la molestia o dolor que puede producir, sino porque en algunos casos puede derivar a problemas más graves si la infección se extiende a los senos del cráneo y la mandíbula

Factores de riesgo

Estos factores pueden aumentar el riesgo de que se produzcan infecciones dentales:

1. Débil higiene dental

Si no cuidas tus dientes y encías, como por ejemplo, no te cepillas dos veces al día y no usas hilo dental, pueden aumentar las posibilidades de erosión, enfermedades de las encías, abscesos y otras complicaciones dentales y bucales.

2. Una dieta alta en azúcar

Comer y consumir bebidas azucaradas, como el chocolate y los refrescos, también ayudará a que se produzcan caries e infecciones dentales.

3. Boca seca

La boca seca puede aumentar el riesgo de caries. La sequedad de la boca también se atribuye a los efectos secundarios de ciertas drogas o a los trastornos del envejecimiento.

Complicaciones de la infección de muela

Las enfermedades dentales pueden causar complicaciones graves si se extienden a las potenciales capas de la fascia de la cabeza y el cuello. Hay varias maneras de transmitir el virus. Pueden propagarse adyacentes a la mandíbula y causar osteomielitis.

Las infecciones de los segundos y terceros molares pueden migrar a las áreas sub-mandibulares y sub-mentales y causar la angina de pecho de Ludwig.

En los bebés, las infecciones dentales pueden extenderse al espacio retrofaríngeo o parafaríngeo y causar un absceso retrofaríngeo o parafaríngeo.

Se han notificado casos de propagación de la infección dental y de trombosis de los senos cavernosos. Las infecciones dentales raramente también pueden causar meningitis y empiema subdural.

Además, las infecciones y las extracciones dentales pueden causar la propagación de bacterias infecciosas y endocarditis en la sangre, especialmente en pacientes con enfermedades valvulares.

Recomendaciones para prevenir la infección de muela

La prevención de la caries es necesaria para evitar la infección de muela. Por ello, es importante que cuides bien de tus dientes para prevenir la caries:

  • Lávate los dientes y usa un enjuague bucal al menos dos veces al día.
  • Usa un limpiador interdental para cepillarte los dientes todos los días.
  • Renueva el cepillo de dientes cada tres o cuatro meses.
  • Lleva una dieta equilibrada, limita los alimentos azucarados.
  • Visita a tu dentista para revisión rutinaria o hacerte una limpieza profesional.

Tratamiento para disminuir el dolor de la infección de muela

Lo primero y como principal objetivo de todo profesional en odontología, es valorar el estado en el que se encuentra la infección. Una vez analizada y estudiada, se recetará la medicación adecuada para solventar el problema, intentando siempre conservar la pieza dental.

Analgésicos

Se pueden prescribir analgésicos antes del examen dental y el tratamiento final. Para los dolores de muelas graves,  es aconsejable inyecciones de clorhidrato de bupivacaína y epinefrina para bloquear el nervio local. Estas pueden aliviar el dolor durante varias horas antes de que el paciente requiera atención dental definitiva.

Antibiótico

Los antibióticos dirigidos a la flora bucal se utilizan para la mayoría de las enfermedades que van más allá de la pulpitis permanente, por ejemplo, pulpa necrótica, absceso… También se pueden administrar antibióticos a los pacientes con pericoronitis. Sin embargo, el tratamiento con antibióticos puede posponerse si puedes ser tratado por tu dentista el mismo día y puede eliminar la fuente de la infección.

Tratamiento según la causa de la infección de muela

Dependiendo del motivo por el cual se haya causado la infección de muela, se procederá a un tratamiento u otro. Entre ellos estaría:

  • Enfermedad periodontal: Si el origen de esta infección está provocado por alguna enfermedad Periodontal, es imprescindible limpiar bien las encías reduciendo de este modo la infección de tejidos blandos.
  • Caries: Si la infección de muela está causada por una caries, es posible que sea suficiente con un empaste. Con ello se conseguirá impedir el acceso de más bacterias y residuos en la muela. 
  • Nervio afectado: En los casos en los que el nervio ha sido dañado, sería necesario realizar una endodoncia con el objetivo de matar el nervio. 

En los casos más graves de infección se llevará a cabo una extracción de muela. En ese caso podríamos continuar con un tratamiento de implantes dentales.

Si hablamos de las muelas del juicio, casi siempre y como forma preventiva, se aconseja la extracción de dichas muelas para eliminar cualquier problema futuro. 

Si crees que puedes tener una infección en una muela acude a nuestra clínica dental en Valencia Rocío Mompó. Valoraremos tu caso y te recomendamos el tratamiento más adecuado ¡La primera cita y revisión es gratis!

Síguenos...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.